15/09/2022

LA BESTIA ROJA DEL BARÇA

LAS CUATRO ESQUINAS

GOLES, PESADEZ, PATRIA, VENCER

LA BESTIA ROJA DEL BARÇA

Están los culés con lo que llamo una alegría mosqueada. El Barça es el único equipo del mundo que se alegre porque pierde "jugando muy bien". Y entonces gritan muchos culés: "¡El Barça ha vuelto!" Otros, dañinos, dicen: "Ha vuelto a perder con el Bayern". Dieciséis goles en contra y dos a favor. Dieciséis hostias, unas más duras que otras, porque si uno juega bien los goles duelen más. Aunque no sé qué es jugar bien si no se marca: pases y requiebros pero sin estoque. Pero bueno, el Barça perdió con una pinta muy buena. Pudo ganar, pero no ganó. Pudo pasar lo que no pasó, pero como si hubiera pasado, porque nadie puede negar que hay una gran plantilla que tiene que aprender a ganar con los grandes, para ser quien es.


¡¡OTRA VEZ MBAPPÉ!!

Corrieron ríos de tinta y una lluvia con su imagen cayó sobre nosotros. Nos despertábamos, abríamos los ojos, y ahí estaba Mbappé. En reuniones, bares, comida, atardecer, siempre aparecía el francés. Al irnos a la cama se acostaba con nosotros y cuando cerrábamos los ojos su imagen con los brazos cruzados iba por los sueños. Un día, hastiado de su nombre, conté que lo había oído cuarenta veces. El "tranquilo, tranquilo" de Florentino se convirtió en un oráculo que salía del templo de Apolo, que era un conocido programa de la tele. Cuando Mbappé dijo que se quedaba en París enterrado en dólares, me quedó un vacío adentro, el que siente quien está enganchado. Así qué otra vez Mbappé no por favor, tengan piedad de nosotros.


SOY ESPAÑOL Y TE GANARÉ

Dijo Casper Ruud, con elegancia, que ganará un Grand Slam, pero que no desea tener un español enfrente, porque "saben jugar las finales". Hace poco, con el Mundial de fútbol ganado, me dijo Juan Ignacio Gallardo que escuchó: "Soy español, ¿a qué quieres que te gane?" Este país que tanto se fustiga, incluso se perdona la vida, es temido en muchos deportes. Un día dejamos de ser segundones (para la Olimpiada del 92 se trabajó bien) y comenzamos a ganar. Recuerdo esos equipos italianos que nos amargaban y hace tiempo que están detrás. Deberíamos levantar un ápice de orgullo patrio y creer en nosotros como país. Otros, con mucho menos se habrían creído los reyes del mundo.


LOS HIJOS DE LA POCHA

Parecían del pasado esos días de henchidlo orgullo, viendo a esa generación de los Gasol, y la anterior y la anterior. Ahora es la generación de los Hernángomez, y de Lorenzo Brown, de mucha gente nueva donde Rudy destaca metiendo triples desde tan lejos que da tiempo a atarse la zapatilla mientras llega el balón. Gran acierto de Cuatro apostar por ese ADN nacional que nos hace competitivos más allá de los nombres. Mediaset nos llena estas tardes casi otoñales de emoción. El partido contra Finlandia nos removió el alma al final, cuando explosionó nuestra voraz competitividad y salto por los aires la igualdad del partido. Ahora a ganar a Alemania para llegar a la final. Nos suena la frase verdad.


Twitter: @ManuelMjulia

Impreso desde www.manueljulia.com el día 01/10/2022 a las 22:10h.