26/05/2022

EL DUELO FINAL

LAS CUATRO ESQUINAS

GRANDE, OPTIMISMO, VACÍO, PEACE

EL DUELO FINAL

Hasta el último silencio de la temporada hablará el fútbol. Lo hará con su mejor lenguaje. Dos equipos saliendo de la bruma de las enormes batallas. Los dos supervivientes de la gran guerra sobre la yerba, donde los demás ejércitos han luchado para perder. Solo dos se miran ahora a los ojos, como en un viejo duelo del oeste en el que suena una sinfonía en el viento. La música narra una épica y envuelve la alegría del vencedor. Sobre las nubes un réquiem espera el cadáver del derrotado, en él las lágrimas se agolpan en los ojos para habitar la sombra de un silencio. Quién será el que recoja el laurel y la alegría, quién el que se hunda en sí mismo recordando sus errores. Sábado deseado, ven ya. Ojalá que gane el Madrid.


LOS ERRORES DE FLORENTINO

Dos errores basados en una confiada percepción de lo real pululan el corazón de Florentino, acostumbrado a latir con el sonido de la victoria. El primero fue la Superliga. Un optimismo basado en una realidad inexistente lo llevó a presentarla con luces y alaracas para después quedarse solo. Hoy es un recuerdo sin vida. El segundo el de Mbappé. Dió más valor a un sueño infantil que al entramado mercantil que le rodea, incluyendo dos Estados y una familia codiciosa. No entiendo como un hombre versado en puñaladas, traiciones y mercantilismo, que abundan en los negocios, ha podido cometer esos dos errores propios de cierta ingenuidad. El corazón tiene razones que la razón no entiende, dijo el francés Blaise Pascal.


AL FINAL TODO FUE NADA

"Después de todo, todo ha sido nada, a pesar de que un día lo fue todo", dice el poeta José Hierro en un poema de su libro Cuaderno de Nueva York. Es difícil expresar mejor el chasco sobre Mbappé, salvo con las propias palabras del poeta: "Era ilusión lo que creía todo y que, en definitiva, era la nada". Y también, perdonen que me cite, lo escribí aquí el 24 de febrero y ha sido premonitorio: "Y si no viniera Mbappé (...) meses y meses escribiendo artículos, investigando en su vida, (...) todo eso para qué. Todo ese gasto de ilusiones, reportajes, noticias y especulaciones y debates, y sobre todo, certezas, porque todo el mundo sabe que va a venir. Para qué. Tanto gasto para qué, si al final no viene Mbappé".


LA ANGUSTIA DEL TÉCNICO

El deporte ha ser heraldo de la paz, pues es, como dice Maquiavelo de la política, la resolución de conflictos de manera pacífica. Y ordenada. Incluso hay un juez que dirime las disensiones y amansa los ánimos (salvo leña de borricos) y guste o no queda todo resuelto. Estoy de acuerdo con el discurso irritado y exigente de Steve Kerr, el técnico de Golden State, cuyo padre fue asesinado a tiros en la Universidad Americana de Beirut. La facilitad para conseguir un arma, derecho enraizado en Estados Unidos, por lejanos miedos ancestrales, no aguanta más irracionalidad política. 19 niños asesinados y dos profesores son otro dedo acusador, uno más, una matanza más. El deporte habla de paz, otra vez.


Twitter: @ManuelMjulia

Impreso desde www.manueljulia.com el día 28/11/2022 a las 03:11h.