31/03/2022

HAMBRE DE GLORIA

LAS CUATRO ESQUINAS

ESPERANZA, DUDA, UNIVERSO, INVESTIGACIÓN

HAMBRE DE GLORIA

Se acerca el Mundial por el horizonte, y como hace años, cuando don Luis Aragonés encendió una luz en nuestra estima, bulle un magma de ilusión entre la gente. Luis Enrique, peculiar, intenso, atrevido, jocoso, brillante, con su verbo simpático y borde, y su genialidad incansable, nos ha despertado de esa abulia que antes de la Eurocopa nos hacía mirar a la selección y bostezar. Con Luis Enrique y esta selección nadie se aburre. Baila bachata o se pone cachondo (como él dice) con unos futbolistas que tienen hambre de gloria. Anteayer cinco goles que son cinco latidos de esperanza. De aquí al otoño se irán acicalando los sueños. En este país caleidoscópico, que llamamos España, el deporte abre una gran bandera de todos. Menos mal.


NI ESPAÑA NI CANTERA

Dice el compadre que no hay nadie del Madrid. Un silencio oscuro envuelve el bar y nadie contesta. Morata dribla a un defensa y marca. La estilizada figura de Luis Enrique se agita en la banda. Ese era, dice uno. Pero ya no es, responde otro. Jordi Alba va y viene por su banda. Dani Olmo se mete en el área y lo tiran. Penalti. Ese podría estar, dice el compadre. Soler se come el campo. Y ese, ¿por qué no va al Madrid?, dice un colega. Florentino ya no quiere a los mejores de España, dice otro. Antes sí, dice Luis, el dueño del bar, los mejores del mundo, de España y la cantera. Ahora ni España ni cantera, Florentino solo mira al universo, dice el compadre con cierta duda en la mirada.


DESPUÉS DE LA TORMENTA

Hay derrotas que no se pierden por el pozo de la memoria. Son semillas de algo malvado que crece en la cosecha, y las malas yerbas se apoderan de todo. La dolida derrota del PSG es un ejemplo. Los tres goles de Benzema se clavaron en el corazón del equipo como puñales y desde entonces late dolido. Tengo ganas de ver qué fueron los cuatro del Barça al Madrid. Si ha engullido el dolor, y lo ha expulsado, o una inercia de duda roe dentro la fe en su juego. El próximo el Celta es el umbral de un mundo ordenado o una angustia caótica. Si cercena aún el frío de aquel domingo su fe quiero saber. Muy a favor, que estará Benzema y que el equipo ha descansado. En contra, cómo abruma una derrota en la cabeza.


GIOVANA QUEIROZ

La carta abierta de Giovana Queiroz al presidente del Barcelona es terrible. Desde la presunción de inocencia, el Barça ha de investigar. El escrito es demasiado duro. La verdad ha de surgir a la luz de las pruebas. Las palabras son terribles y, según dice Giovana, todo comenzó cuando quiso ir a la selección brasileña: acoso, abuso, métodos arbitrarios, intención de perjudicar su vida profesional, confinamiento ilegal, apartamiento del equipo, tono agresivo, palabras amenazantes, pánico, llantos, humillación, destrozo de reputación, vacío, actuación vergonzosa, minar autoestima, degradación condiciones laborales, infravalorar su condición psicológica, planificación, avergonzar a la víctima, impunidad...


Twitter: @ManuelMjulia

Impreso desde www.manueljulia.com el día 07/08/2022 a las 23:08h.