06/05/2021

DE JEQUES Y DIOSES

LAS CUATRO ESQUINAS

DINERO, SUFRIMIENTO, TESÓN, DIOSES

DE JEQUES Y DIOSES

Novecientos millones de euros después el City en la final de la Champions. El PSG lo hizo el año pasado, pero un equipo de los de siempre le dejó con la miel en la boca, no pudo manar el Dom Perignon por los grifos de oro de los palacios de Qatar. Hemos visto un fútbol de raza, de ballet, de fuerza, de estrategia, en cada momento ha triunfado uno de ellos, y ahora triunfa un fútbol de cheques, de cascadas de oro subiendo los precios del mercado de fichajes, de caprichos de la jeques que, hartos de dólares, ansían la gloria del deporte mas seguido del mundo. Los grandes de siempre miran a estos rey Midas sabiendo que han de fichar jóvenes talentos y tocarles las narices, porque si no te destrozan la plantilla con dos telefonazos.


POCO MADRID

No ha habido una posibilidad de ir la Final que no haya sido en la memoria. El recuerdo de ese Madrid que los años van sacando del tiempo. El Chelsea ha jugado a más velocidad, a más intensidad y con más peligro. La historia siempre ha sido la misma. El Chelsea apretando y el Madrid sufriendo. Ese es el más obvio titular de esta eliminatoria. Hay que remontarse a muchos años atrás, quizá a la marcha de Makelele, para ver a este equipo sufrir tanto.. Desubicado y débil. Herido y sombrío. La fuerza se puso camiseta azul. Podrían haber sido más goles, demasiados, y para los blancos tres o cuatro posibilidades y un gol. Poco que llevarse a los ojos. El Chelsea ha sido mucho Chelsea. El Madrid poco Madrid.


UNA FUERZA PROFUNDA

Veinte operaciones y Juan Manuel Correa sigue soñando. La historia, desvelada por Pedrerol en Jugones, estalló en mi interior como una lección de vida: el aguante del ser humano para soportar el dolor, y superarlo, es un milagro de la naturaleza. Dos semanas en coma. Una pierna destrozada. Paro respiratorio. Dolor las 24 horas. Así mucho tiempo y dice: "Mi sueño sigue intacto, correr en Fórmula 1 en 2023". Vio a la muerte rondando su cama. En una silla de ruedas, mira al destino a los ojos y le dice que sigue ahí, que luchará por estar en la parrilla de las carreras más grandes. Aquella tarde en el circuito de Spa, cuando comenzó el dolor, se dormirá en el olvido un día. Y seguirá luchando.


LA COMIDA DE MESSI

Puedes ser el mejor jugador del mundo y no tener razón. Puedes ser jugador del Barça, o del Madrid, y meter la gamba hasta lo hondo porque vives en una torre de marfil. Te pueden amar los niños, los ancianos, las mujeres, los medios, todos encandilados porque eres un sueño imposible. te pueden adorar y hasta hacer que te sientas un dios de carne, pero no puedes pensar que las normas no están hechas para ti, que son para los morales. Si crees eso, has de saber que estás en un error. Vives en una democracia y las leyes son para todos, también para los dioses de carne. Cuánta gente está pasando la pandemia sin ver a su gente amada, abuelos, padres, nietos... Mal, muy mal esa comida. Hay que pedir perdón.


Twitter: @ManuelMjulia

Impreso desde www.manueljulia.com el día 02/08/2021 a las 10:08h.