08/04/2021

EL TRIUNFADOR HUMILDE

LAS CUATRO ESQUINAS

VENGANZA, GRANDEZA, LINCHAMIENTO, ALMA

EL TRIUNFADOR HUMILDE

Observo su mirada limpia, casi aún adolescente, su sonrisa juvenil. Observo la sintonía de una ilusión que odia lo fugaz. Observo que con humildad y obcecación por no caer en las terribles redes del entorno, no usa su gran noche para saldar cuentas con tantos tertulianos, periodistas, que no solo dudaron de su talento, sino que con indigna soberbia vieron en él un motivo de zafia mofa, de cachondeo bajuno. Le faltaron al respeto sin pudor. Esto es fútbol y cualquiera sabe, pero este chaval les ha dado una lección de grandeza y sensatez a los falsos profetas de su fracas0o. Ellos estrellados, Vinícius feliz sintiendo que en el club de su vida ha de llegar muy lejos. Su gran noche ha sido una bella venganza.


EL MOMENTO DE LA VERDAD

Hay quien se encoge en los grandes momentos y quien se siente como pez en el agua y saca lo mejor. Zidane es de estos últimos. Ha creado un Madrid que da lo mejor de su ser en el momento más necesario. Ha pasado contra el Liverpool y antes contra el Atalanta y mucho antes, salvo aquel partido del City, contra el Bayern, la Roma, el PSG o la Juve. Ese es el gran plus que Zidane ha dado al Madrid, envolverlo en una grandeza de identidad, darle confianza cuando te lo juegas todo. Ahora llega un Barça terrible, con Messi voraz, y Zidane ha de volver a sacar su batuta para que la orquesta suene sublime. Zidane sabe convivir con esta exigencia. Pero esto es fútbol y nada está escrito en piedra y la temporada es muy larga.


INOCENTE O CULPABLE

Qué grandeza hay en el deporte cuando se pone de abanderado de los derechos humanos. qué grandeza tiene cuando desprecia el hecho de que el insulto y la humillación sean normales. Da igual el racismo sobre la yerba que vociferar contra un linier denigrándolo. El deporte es una enseñanza para los chavales y tiene que ser pulcro, mostrar el emblema de la educación y el respeto. Se pueden defender los colores, gritar y enfadarse y que se lo lleven a uno los demonios, pero sin parar la frontera del insulto o el racismo. Escucho a Diakhaby y a Cala y no sé qué pensar. Tampoco me gustan los linchamientos ni condenar sin pruebas. Racismo cero, pero creo que en este caso jamás sabremos la verdad.


LA SOMBRA DEL BERNABÉU

El otro día pasé por el Bernabéu y vi las grandes grúas, sus vértebras abiertas en el asfalto, sobre la tierra removida y llena de memoria. Recordé un excelente documental de Movistar sobre Santiago Bernabéu y todo lo que tuvo que luchar para que aquel antiguo Chamartín naciera y pudiera albergar a 80.000 personas. Creció sobre un ancho camino de tierra, que es lo que era la Castellana, un barbecho lleno de polvo y escasos edificios. Aquel presidente no solo levantó un estadio, también llenó de carne y verdad un sueño que siguió creciendo por el mundo, convirtiéndose en una luz en la oscuridad para mucha gente. En ese estadio del recuerdo, y en el nuevo que vendrá, estará siempre el alma de ese hombre.


Twitter: @ManuelMjulia

Impreso desde www.manueljulia.com el día 22/10/2021 a las 17:10h.