01/04/2021

NUEVOS GALÁCTICOS

LAS CUATRO ESQUINAS

DÓLARES, INSOLENTES, SABIONDOS, SEGUIDOR

NUEVOS GALÁCTICOS

No sé yo si el Madrid habría fichado hoy a Figo, Zidane, Ronaldo, Beckham, etc... a base de talonario y prestigio. El Madrid y el Barça el prestigio lo tienen, pero el talonario no porque son de sus socios y están sujetos al balance. No hay dólares-río que lleguen de lagos inagotables. Ahora los galácticos son Mbappé y Haaland. Pobre cosecha de estrellas para un fútbol tan grande. No se ven otras en el firmamento. Y como el gran talonario huele a petróleo, lleva turbante, la incógnita es saber cuánto pesará el prestigio en la balanza de los dólares. El Madrid quiere a los dos, pero el Manchester City, el Chelsea o el PSG, ya enseñan fajos de billetes para atraer los ojos. Le han dado a la máquina de hacer dinero y la cosa se enreda.


PÚBLICO IMPERTINENTE

Hay gente que cree que por pagar una entrada tiene derecho a todo. A ser maleducado por ejemplo, o un bocazas, un insultador o una mosca cojonera que zumba y zumba todo el partido. A Roberto Bautista cuando jugaba contra Isner en Florida un insolente de estos lo sacó de sus casillas, no pudo más y se encaró contra él: "¡Ven aquí, cállate tu p... boca, déjame jugar al tenis...!". Cerró su breve perorata con el más común insulto español. Menos mal que no lo desquició lo suficiente como para que perdiera el partido. El provocador, que dicen hace profesión de ello, recibió una llamada de atención del árbitro, aunque deberían haberle echado. Hay gente que paga una entrada y se cree Nerón en el circo.


PEPE, MANOLO Y LUCAS

Antes Luis Enrique me parecía un tipo petulante, borde, que se encaraba porque los periodistas le realizaban preguntas incómodas, que es su obligación. Le veía cierto histrionismo chulesco, sobre todo cuando soltaba esa carcajada que no sabías si era risa o desprecio. Ahora lo entiendo, porque ser seleccionador en este país es un acto de humildad. Todos te dicen lo que tienes que hacer, como si no supieras lo que te traes entre manos. Solo un tipo tan humilde como Del Bosque pareció gozar en ese potro de tortura. Pero Luis Enrique no es humilde, y eso le pincha. "Voy a poner lo que diga Pepe, Manolo o Lucas", dice refiriéndose a todos, aunque, dándose cuenta de que puede caer mal a la afición, explica que habla solo de la prensa.


SOY ZIDANISTA

No sé si se emplea esta expresión, yo no la he leído u oído, como sí cruyffista, cholista, menottista, etc..., lo que supone que esos entrenadores han creado una escuela o forma peculiar de jugar al fútbol que muchas veces otros han continuado. Pues bien, al decir zidanista digo que soy de un entrenador que realiza un trabajo inteligente y educado, que muestra una forma de gestionar el conjunto, y, en especial, a las estrellas, respetuosa y ávida de sacar lo máximo de cada jugador. Y, sobre todo, que suele dar la cara en los grandes partidos, acertando, como se demostró en las Champions. Y destaco su generosidad. Se fue sin cobrar un año y ahora se irá si siente que es lo mejor para el equipo.


Twitter: @ManuelMjulia

Impreso desde www.manueljulia.com el día 18/05/2021 a las 13:05h.