09/01/2020

LAS GARRAS DEL DESIERTO

LAS CUATRO ESQUINAS

EXTREMO, INTIMIDAD, DOMINIO, GRIPE

LAS GARRAS DEL DESIERTO

Ruedas ahogadas en la arena devorando chaparros perdidos en la sequedad. Motores rugiendo por el silencio azul del desierto. La llanura se abre cuando los bólidos rascan la tierra roja. Se pierden por la montaña lejana que el sol castiga con sus labios de fuego. Las palmeras adormecidas se despiertan. El verdor arenoso del saltbush, aplastado por las ruedas, suelta su sal y su sombra. El mar rojo lanza su vapor sobre la arena inhóspita. Carlos Sainz (Mini) se mantiene como líder, vuela sobre las dunas rompiendo las olas quietas de arena, devora los montículos de piedras, y con alta pericia, pasa raudo frente a los ojos de los espectadores solitarios. Busca sin dudas la meta de Qiddiya. Fernando Alonso (Toyota) sufre su bautismo de arena. Sabe ya de las afiladas garras del desierto.


ACOSO Y EXTORSIÓN

Alguien en la oscuridad del anonimato, destrozando el derecho a la intimidad que todos tenemos y que la Constitución consagra, se manchó las manos con un posible delito de acoso y extorsión difundiendo un vídeo íntimo de Víctor Sánchez del Amo. Es una pura agresión contra la dignidad, el derecho a la intimidad, contra el respeto público que cualquiera merece y tan maquiavélico personaje deseaba romper. Es una actuación deleznable. Nuestra libertad en lo íntimo es lo más sagrado que tenemos. Por eso el supuesto delito es algo vomitivo. Y lo que no puede hacer el presidente del Málaga, el jeque Al-Thani, después de lanzar un extraño tweet, es suspender de sus funciones al entrenador. Culpabilizar a la víctima es la más grosera e impía actitud que se puede tener. Absurdo y penoso.


PALACIOS EN LA ARENA

De los hoteles lujosos al césped. El estadio es un palacio en la arena. En las gradas las mujeres no tienen rostro. Por la calle parecen sombras. El campo está casi lleno. El Madrid arrolla al Valencia con un fútbol hambriento. Con Valverde y Casemiro parece que juegan trece. Están en todas partes y no dejan de recuperar balones. Isco se gusta y vuelve a ese caracoleo sublime. Kroos ha asesinado al del año pasado, resucitado ve todo el campo y encuentra el vacío entre el portero y las redes, y con alta elegancia, marca un gol desde el córner. Eso hoy apenas se ve. Modric, con su estilo bello, bicicleta, derecha y gol. Ramos y Varane son tan rápidos que es difícil pillarlos en el contragolpe. Un Madrid que achica, domina, abarca, incansable, cruel arriba. Es el Madrid de Zidane.


FIEBRE INVERNAL

La semana pasada una gripe me metió en la cama. Tenía la nariz atascada, la garganta ardiendo y cuchillas de fuego en el pecho. Quise escribir, pero se me caían las lágrimas y el moquillo al teclado. Imposible. Después de dos años era la primera vez que faltaba aquí. Pero por fortuna mi colega de página, Juan Carlos Fernández, estuvo al quite con arte. Preparó una excelente contraportada en la que tuvo el detalle de poner como ilustración mi cara. Mi sorpresa fue hermosa y agradecida. Contaba como seleccionamos el tema del dibujo, y entre otras cosas, se lamentaba con gracia madrileña de que los Juegos Olímpicos no se vayan a celebrar en Madrid. Otra vez será amigo. Ahora bien, tú no enfermes, que no me veo yo capaz de dibujar por mucho que practique. Un abrazo colega, y gracias.


Twitter: @ManuelMjulia

Impreso desde www.manueljulia.com el día 05/08/2020 a las 01:08h.