Artículos

UMBRAL DEL OTOÑO

08/09/2018

Imprimir artículo

La vieja sociedad que recuerdo, llena de solidaridad ante las furiosas ventiscas, me vuelve a la mente cada vez que observo ciertos hechos de este tiempo en el que, muchos coincidimos, se han enterrado esos bellos principios que, si no conformaban el cotidiano vivir, al menos se proponían como meta a la que había que ir poco a poco acercándose. El alma de la vida está para mí en ciertas sensaciones del espíritu que, cuando el materialismo vano emerge como rey de la luz, me recuerdan que hay una identidad, un gozo, un placer de vida en sentir que es mejor la calma que el arrojo irracional, el remar juntos que el dispersar los esfuerzos en pos del egoísmo, la serena meditación de las cosas que el ritmo de la pasión desmedida como balanza ciega de todo. Como dice Antonio Machado en ese retrato que publicó en El Liberal en 1908, quiero distinguir entre las voces y los ecos, quiero desdeñar las romanzas de los tenores huecos, el coro de los grillos que cantan a la luna, los afeites de la actual cosmética pues vemos que que un inmenso egoísmo seduce a la política y pocos son los que anteponen el sentirse servidores antes que propugnadores persistentes de su propio interés, eso sí, vendido con razones henchidas de demagogia como el interés de todos.

No es que no goce con la greña política cotidiana, y a veces como adormecido por una droga que confunde rebuznos y razones me vuelva espectador feliz, pero al cabo dejo lucir la sensatez dentro de mí y pienso que en nada nos son beneficiosos esos espectáculos en los que, al final, quienes ganan son los manipuladores. Desde esa sensación que decía, creo que nuestra sociedad adolece de concordia en una serie de asuntos que solo pueden ser solucionados desde el abrazo, no desde el egoísmo electoralista. Pongo el pertinaz desempleo en primer lugar, pues hay muchos más. Cualquier economista sabe que nuestro país convive desde hace mucho tiempo con desajustes estructurales. Nuestra economía solo es capaz de acercarse al pleno empleo en ciclos expansivos que acunan burbujas, en sectores que, como el de la construcción o los servicios, cuando vienen las crisis dejan al frío y sin manta a millones de personas. Se sabe pero no son los políticos capaces de considerar este asunto como de estado. ¿Si hasta ahora han sido incapaces de arreglarlo por separado por qué no lo intentan juntos? Solo hay solución si, desdeñando populismos, de una vez se mete el bisturí en esos problemas estructurales que nos martirizan desde el siglo XVIII, y aun antes. La mayor indignidad para un trabajador es el paro. Significa que lo único que tenemos, nuestra fuerza de trabajo, se desprecia. Luego encima la caridad sustituye al limpio corazón de la justicia. Ya sé que desprendo inocencia en la solución, pues esa concordia visto el panorama es absurda. Pero no puedo dejar de decirlo.

Últimas publicaciones

TRILOGÍA DE LOS SUEÑOS

TRILOGÍA DE LOS SUEÑOS

El sueño de la muerte (2013), El sueño del amor (2014) y El sueño de la vida (2015), publicados en Hiperión, se pensaron por su autor como una trilogía que ahora se reúne en un solo libro en el que destaca su coherencia poética. La Trilogía contiene una via...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-105-7

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

Si desea recibir información de esta página: