Críticas

28/06/2015

El sueño de la vida (Diario Lanza)

Diego Peris Sánchez

Documentos adjuntos:

Reflexiones sobre la vida y la muerte sobre los sentimientos encontrados de la vida, de la esperanza y de los tiempos difíciles, que llenan de emoción, en un silencio profundo, las vivencias de cada día en los poemas de ese puerto oscuro.

El sueño de la vida comienza con la cita de Miguel Hernández: Escribí en el arenal los tres nombres de la vida: vida, muerte, amor. Una ráfaga de mar, tantas veces ida, vino y los borró. Un nuevo libro de poemas de Manuel Juliá publicado en la editorial Hiperión, en la colección dirigida por Jesús Munárriz. Un libro que completa la trilogía que empezó con El sueño de la muerte y continuó con El sueño del amor.

Porqué mirar al sol, o porqué mirar los olivos o los fresnos o el mar o el lejano atardecer o las moreras heladas? Porqué mirar afuera si lo que muestran los ojos es imposible de atrapar en su primer o último fuego, en su mirada o su presencia interminable, quizá haya que mirar solo adentro, muy adentro, para encontrar la paz que la vida no calma. Y por ello ama la niebla como a una mujer hermosa que llenaba de luz el mediodía, que levantaba su alma perdida volviéndola misterio y acaso luz enamorada.

Y allí espera el comienzo de un nuevo curso cuando la calma del destino choca contra los hierros que hay al final del pasillo y cuando los viejos no pueden rebelarse contra el futuro, solo pueden cerrar los ojos y levantarlos y entregarlos como si la vida fuese limitada y pudiesen viajar por el rumor de los árboles, por el oxígeno libre de la otra orilla del tiempo donde les espera un nuevo curso sin los barrotes de la vida. Y por eso es bueno hacer una parada y detenerse en lo más alto de la montaña y sentir el silencio como un corazón que va por los árboles dejando su huella en el movimiento de las hojas heladas. Y entonar allí el poema, entre los árboles, en la arboleda que recoge el pasado y el futuro. En medio de esa arboleda se siente feliz porque rompe el dolor como se rompe la muerte, con un poema lleno de aire nocturno que dice, en la madrugada, que es posible aplastar la tierra y quemar el polvo con el ruido de las hojas verdes calladas.

En la vida hay que recordar el camino escrito en aquel viejo cuaderno amarillo o en aquellas calles solitarias donde un amor que había nacido quería llevarme desde aquellas calles al más hermoso lugar del pensamiento. Y por ello sigue hambriento de misterio porque si no te olvido entiendo el corazón de los árboles y hablo con el silencio de los manzanos recordando la distancia más grande que el olvido. Y allí recuerda a la dama del castillo porque hay sueños que rodean su soledad, la recuerdo antes de olvidarla para siempre en mi camino como la princesa de una historia soñada que riega la tierra para que las amapolas despierten y creamos que aún no ha nacido la muerte.

Un camino hermoso por la arboleda de la vida que los poemas de Manuel Juliá nos van haciendo recorrer con reflexiones profundas y llenas de belleza.

Puerto oscuro

La segunda parte del libro comienza con las citas de Ginsberg, de Hemingway y de Malcolm Lowry sobre la muerte. Se quedó callado y la muerte no estaba, dice Hemingway. La condena surge de esta soledad que se revuelve dentro como un ovillo de sombras y entonces para qué vivir. Y surge por ello la Plegaria que pide ayuda para creer en mí, ayuda para dominar mi corazón, para encontrar las señales que se despiertan de la tierra por sí mismas para indicar el camino que las montañas bendicen. Y pide que le envíen un mensajero en la confusión de la mañana, una señal del alma que comience en la lejana profundidad del cielo gris, o en el rostro atento a la muerte de las antenas que devuelven los mensajes entregados. El cielo me habla con sus palabras secretas y lo entiendo mientras digo tu nombre, y el silencio que me responde dice tu nombre y todos los colores de la vida, en un instante vencen lo mortal y lo inmortal con tu nombre. Todo ello en ese silencio enamorado en el que puede cantar y sus versos nacen con una voz que no se desangra en lamentos o querellas contra el infierno que se abalanza matando recuerdos.

En la oscuridad de los árboles hablaban con el viento y decían que era posible encontrar la alegría en la última parada del camino, o en el mismo enigma que nos dice que no sabemos si estamos comenzando la vida o despertándonos de la muerte. Mientras, los labios van entre lo conocido y lo desconocido nombrando un puente que se aleja por la niebla, y por él se adentra para encontrar la paz cerca de un fuego que aún no haya sido traicionado. Y en ese mismo sueño o en la misma muerte hay una presencia que fuerza a los abedules a mostrar su belleza rodeando un río seco. Y realiza su viaje a través de los viñedos con el rostro lleno de alegría, creyendo en el viento que se hunde en la cabeza como una esperanza que se acumula libre. Porque quiere enamorarse de la noche, de la luz amarilla concentrada en las paredes rotas que huyen de las casas para encontrar otro tiempo. Y cuando llegue al mar abrirá los ojos más profundos para ver la batalla entre la oscuridad y las luces.

Reflexiones sobre la vida y la muerte sobre los sentimientos encontrados de la vida, de la esperanza y de los tiempos difíciles, que llenan de emoción, en un silencio profundo, las vivencias de cada día en los poemas de ese puerto oscuro.

El sueño del regreso

La tercera parte del libro se titula El sueño del regreso que comienza con el texto de Ingeborg Bachmann: hasta el regreso. Pero se dice que ya no vuelves. Tan solo vuelve otra noche. Aunque viaje a ninguna parte y quiera ya mirar sin ti qué hay detrás de la memoria, si aguarda una calma que apaga la oscuridad y deja un desconcierto que huye sin palabras de la misma primavera contra el tiempo. En esa tristeza cuando ya no quedan padres hermano y cuando la noche cae y unos niños se levantan por todas partes errabundos y encuentran pasillos vacíos, ventanas cerradas. Y echa de menos las manos que cortaban las flores en el invierno quitando el velo de polvo de las rosas perdidas y el olor de los geranios que llega siempre a la misma hora y calma las palabras que vienen del vacío.

Y recuerda la Navidad y cuando el país oscuro de mi cabeza me abra su puerta me acordaré de ti, desearé que puedas esperarme con los restos de mis sueños rotos en tus manos, me acordaré siempre de ti, tú y yo solos mirando la muerte para que la muerte muera. Y recuerda el olmo del patio y pide que no me olvides porque el olvido duele y se aprieta en la oscuridad como una sombra delgada que se pierde buscando en la luz. Hablé con la oscuridad y volví a ver las mismas cosas en los mismos lugares, hablé con la oscuridad y volví a verla entre las paredes de un patio de oscuros avellanos, de moreras incompletas y escuché mensajes que sonaban en el conocimiento del alba como manos que abrían las puertas. Y después del tiempo viviremos juntos y conoceremos la palabra de la primera soledad cubierta con la manta perpetuada del cielo.

Es bueno leer poesía y sentir las palabras que nos recuerdan experiencias vitales, que nos llevan a tiempos diferentes. De la mano de El sueño de la vida, este camino se hace posible, se descubren nuevas sensaciones y se siente la vida del poeta que nos muestra su camino y nos ayuda a descubrir y recorrer el nuestro, con la sensibilidad y la delicadeza que están presentes en cada uno de los poemas del libro de Manuel Juliá.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: