Artículos

LAS CUATRO ESQUINAS (24/02/2017)

24/02/2017

Imprimir artículo

GAMEIRONIX, MAS RAPIDO QUE EL VIENTO

Habrá que ver si en la noche, escondido por los rincones más oscuros del vestuario, hay un druida llamado Panoramix, perdón Simeonix, cociendo una poción mágica que da a sus franceses. Así cuando salen al campo parecen el Correcaminos, ese pájaro de dibujos animados que no sé si recuerdan jamás pudo cazar el Coyote. Pues la de Panoramix es la poción que debe tomar Gameiro. Cuando uno lo ve jugar siente que quiere dejar todo sobre el campo, por si no hubiera otro partido. Gameiro no corre ni vuela ni rompe el récords de los cien lisos; es más, actúa como si no hubiese más vida, más minutos, más jugadas y hay que tirar todas las cartas sobre la mesa, en este caso todas las piernas sobre la yerba y lo demás no importa.
Simeone lo cambió cuando estaba fundido, porque sabe, como Zidane, que en el fútbol moderno no juegan 11 contra 11, sino 15 contra 15. Tienen que tomar poción mágica más jugadores. En el banquillo suelen estar los necesarios para ganar los títulos. O el título. El anhelo de la Champions, ésa que se siente en el Calderón debe la historia, crece en la mente de todos y da más fuerza. Esa es la verdadera poción mágica de Panoramix, perdón de Simeonix.


EL CLUB DEL ULTIMO ALIENTO

Siempre no va a poder ser, por ejemplo Valencia, pero nadie puede hurtar al Madrid su mítico corazón, el que despoja la muerte de la agonía produciendo una resurrección milagrosa. Es pura épica. Sobre todo en las finales. Trago amargo insoportable para los otros equipos. La historia es conocida. Los contrarios ven cerca los laureles al final de un partido estudiado una y otra vez para poder hurgar en la herida, o aplastar cualquier debilidad. Pero entonces aparece una solidaridad inmensa. El Madrid se viene arriba sacando fuerzas del depósito invisible que hay en la mente, ese que se abre cuando los músculos ya no pueden más.
Llega entonces el gol de Ramos. O aparece el Gran Llull con lo inverosímil una y otra vez para que nadie hable de suerte y se diga leyenda. Como en la final de vitoria. Esos triples que rompen gargantas. Aquella entrada a canasta contra los cíclopes. Hasta el triple fallido que lanzó desde la galaxia Andrómeda rebotó en el aro. He aquí un club con carácter ganador. Pero quizá haya que llegar menos a los últimos alientos, porque, como pasó con el Valencia, siempre no va a poder ser.


PITOS Y SUSURROS

Te quiero más que a mi vieja, dijo alguien a Messi (espero que su vieja no viera la tele). Sin embargo en el Camp Nou hay un susurro que apaga la felicidad, un aluvión de pitos que estalla clavando en la mente de los jugadores una huella de incomprensión y dudas. Que me piten a mí, dice Luis Enrique con su sonrisa ácida o borde o retadora o socarrona, cualquiera sabe, porque él no falla pases. André Gomes sale al campo con un bloque de cemento en el pecho, tan angustiado por fallar que su cerebro se amarra a la ansiedad y pierde las luces.
Por eso decía Luis Enrique que no entiende que se silbe a un jugador del propio equipo. Pero el fútbol es olvidadizo y no es justo. Lo digo aunque el rey absoluto, el de la grada, coja mi argumento, lo arrugue como un clínex y lo tire a la papelera diciendo que quien paga manda. Cierto, pero esto es como si el equipo no hubiera dado hasta hace poco el mejor caviar y el mejor cava del mundo. Ah, se me olvidaba. La madre de aquel aficionado del aeropuerto también piensa lo mismo. Quiere más a Messi que a su hijo.


EN LAS BARBAS DEL ZORRO RANIERI

Se comía las uñas Sampaoli en la cárcel de cristal adonde lo había desterrado la UEFA. Desde ahí veía el partido. No es lugar para el argentino esa lejanía. Se torturaba por dentro anhelando la yerba. Incluso hizo ademán de golpear los cristales con las piernas deseando liberarse. No poder estar en esa banda inyectando luz y ánimo al equipo le retorcía las entrañas. El público vibraba en la noche europea disfrutando el privilegio de ser un grande. Da gusto ver a este equipo.
El gol del Leicester no hizo justicia. Vitolo tiene dentro varios jugadores, siempre aparece. El zigzagueo elegante de Nasri. El talento de Sarabia, que dice tanto del talento de Monchi. El atrevimiento del joven Correa, que tuvo justo premio en el gol. La seriedad rotunda de Escudero. El dominio geográfico de Nzonzi, que no pierde un choque. La calidad depredadora de Jovetic. La solidez increíble del joven Lenglet, maduro en el corte. La rapidez de Mariano. La interminable confianza que da al equipo Sergio Rico. Así podría seguir con todos los que pisaron el campo. Pero en esta esquina ya solo cabe decir que el resultado es corto, pero también que el Sevilla es largo.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: