Artículos

LAS CUATRO ESQUINAS (17/02/2017)

17/02/2017

VERGÜENZA, INFIERNO, SALVAJISMO, MARAVILLA
Imprimir artículo

EL MARADONA DE LA VIDA

Todo lo grande que fue Maradona en el campo es ahora minúscula calidad humana en la vida. Tendrá una iglesia, un álbum de recuerdos y un vaho de genio, pero también una soberbia despeinada que no tiene por qué ocultarse o justificarse merced a su viejo talento con la pelota. Ha sido el más dotado y a la vez el que más ha derrochado ese don que el otro Dios, el que no tiene carne, tuvo a bien concederle.
El asunto es que nadie puede estar por encima de lo humano, que es lo más que se puede ser, aunque haya quien se crea un dios como se creían los faraones. No lo es Maradona. Al revés, posee en exceso alguno de los peores vicios de la especie. El desprecio al trabajo ajeno, la soberbia malvada o la ausencia de razón demasiadas veces, por ejemplo. No olvido los ojos como platos de los niños grabando los gestos de ese ídolo. A los que tengo cerca se los tapo cada vez que salen en la tele los lamentables espectáculos de Maradona. Ni a Einstein, que hizo más por la humanidad, se le permitiría tanto desprecio por la sensatez. Por supuesto que amo y retengo en mi memoria tanta genialidad sobre la yerba, pero me molesta ese nepotismo violento que suelta a raudales el Maradona de la vida.


NOCHE INFERNAL EN PARIS

No sé si el PSG jugó contra el Barça o contra ese sucedáneo que hace tiempo le suplanta. Las viejas virtudes blaugranas (control del juego, dominio de las velocidades, hábil recuperación de la pelota...) han sido suplantadas por las nuevas costumbres, entre las que destacan una enorme facilidad para recibir ocasiones y el ahogo ante la presión en campo propio. Antes lo resolvían saliendo con belleza. Ahora, lanzando balones que suelen ir al contrario o cerca de la grada. Hasta ahora la dinamita del trío demoledor, sobre todo la voracidad de Messi para romper los momentos amargos, le salvaba del precipicio.
Una vez acabado el partido se olvidada que equipos menores ponían al Barça contra las cuerdas. Los laureles de la MSN enterraban la evidencia. Pero cuando ha llegado un equipo de inmenso poder como el PSG, dirigido además por ese talento español que triunfa fuera, ha sido suficiente para crear un infierno, ese que siempre estalla inevitable cuando un equipo se resiste a cerrar un ciclo victorioso, a reconocer que hay que comenzar otra vez con la humildad del principio.


LA VERGÜENZA DEL FUTBOL

La vergüenza son esos grupos violentos que pasan por encima de todo lo bueno que el fútbol ofrece, sobre todo a los jóvenes. Para ellos, el fútbol es una opción limpia frente a las trampas que los llevan al suburbio de la noche. Pienso en las drogas por ejemplo. El fair play, el valor de la historia, la batalla limpia, la ilusión por conseguir lo ansiado, el valor de la preparación, el estudio de las tácticas y el rival, el amor a unos colores... Pues todo esto lo ensucian los violentos.
De mi retina arranco imágenes de esos antropófagos o cavernícolas (no quiero ofender a los ancestros) del Alavés y del Barça, con la dialéctica de los puños, o del Sevilla o del Atlético, rostros llenos de rabia y sangre, a veces hasta de muerte. Son gentuza que hace mucho daño al fútbol. Aunque algunos dirigentes sientan que dan fuerza a sus equipos, hay que decir que son la vergüenza del fútbol, un cáncer que hay que extirpar con la ley en una mano y con la luz de la civilización en la otra. En algunos equipos como el Madrid se ha conseguido reducir esa peste. Nada perdería el fútbol si se les desterrara de una vez de los estadios.


A MENOS DE UN CENTIMETRO

Casi como en el título de la última novela de Marta Robles. El maldito balón dio en el poste. Benzema tocó de la única manera que podía teniendo a Reina encima, curvando el balón para esquivar sus manoplas. Pero ese maldito centímetro no quiso que el Madrid se fuese a los vestuarios ganando. Antes, Cristiano recibió un lujo de pase de Modric y no pudo marcar. Se moría el primer tiempo. Aún tenía en mi cabeza aquel taconazo de Benzema. Se coló entre las piernas de Koulibaly y dejó a Carvajal y a su hambre persistente con campo libre. Le estaba poniendo una vela a la justicia. No podía ser que el Madrid no estuviese ganando tres a uno por lo menos.
Pero en el segundo tiempo la justicia desplegó su magnificencia. Concedió dos goles tan hermosos que podríamos haber estado el resto del tiempo repitiéndolos. Kross convirtió su pierna en un putter y el balón rodó por la yerba hacia su hoyo. Y qué decir de Casimiro si hasta el mismo Nadal abrió sus párpados hasta el techo, viendo ese gol tan increíble. Sí, llegó la justicia. Pero fue rácana al final. Pues un gol más del Madrid de diferencia a nadie habría extrañado.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: