Artículos

LAS CUATRO ESQUINAS (18-11-16)

18/11/2016

Imprimir artículo

DEBATE, ODIO, ESPERANZA, GRANDEZA

INFLAMADO POR EL ODIO

No sé si es joven o viejo, rubio o moreno, pero sí sé que debería pedir perdón. No sé si es simpático o agrio, pero debería escribir una nota diciendo que se siente abochornado por haber provocado la suspensión del partido. En todo caso sí sé que le gusta el fútbol. El sábado estuvo viendo un partido de infantiles en Cádiz entre La Salle A de Puerto Real y San Fernando CD. Y entonces se le fue la boca con un chaval negro de 11 años. El árbitro tuvo que suspender la contienda.
No conozco a ese tipo pero igual cree que los negros son de condición inferior. Quizá por eso se sintió con el derecho de insultar al chaval. ¿Qué le dijo? Nos lo imaginamos. Lo de siempre, racismo y xenofobia. Y no sé si dentro de su cabeza este hombre siente que ha obrado bien. Igual se le hinchan las venas del cuello en las disputas y convive feliz con una ristra de insultos racistas. No lo sé. Sólo sé que ya nadie podía continuar con esa lengua dale que te pego a un niño de 11 años, y el árbitro, a 8 minutos del final, harto del energúmeno, suspendió el partido. No sé si el tipo pedirá disculpas al chaval. No sé si lo hará. Pero debería. Lo que hizo está muy mal.


EL DERBY Y LOS TAXISTAS

Otra vez un partido que se te agarra el lunes a la pechera y ya no te suelta en toda la semana, de los que todos opinan y los taxistas convierten en santa guerra dentro del coche. Allí se viven momentos de dimes y diretes, contras y recontras, porque salvo una minoría cada taxista sabe a qué campo va con más gusto. Yo esta mañana le pregunté a uno por su equipo y me dijo que era antimadridista. Entonces querrás que gane el Atlético le dije. No, que pierda el Madrid, no es lo mismo, me contestó. No quise encontrar las entrañas de problema tan metafísico. A otro le tiré un poco de la lengua y me cantó el Himno de la Décima sin descanso.
Ayer uno, golpeando con brío el salpicadero, me explicó los sistemas que tiene el Cholo para apresar a la BBC. Y para no dejar jugar a Kross me insistió. Pero si el alemán no juega le dije. Bueno es igual, el sistema se traga todo. Alguno, lector de Marca, me reconoció (bueno reconoció mis gafas) y me dictó la crónica del partido, antes de suceder, para que la escribiera. Pero bueno, le comenté, el fútbol es muy traicionero. Pero a mí no me traiciona, me dijo partiéndose de risa, es que yo soy de los dos. De todo hay en la viña del Señor le dije. Y en los taxis de Madrid, por supuesto, me contestó.

EL LARGO CAMINO AL PASADO

Hay un largo camino para llegar a la vieja belleza. Sabemos de dónde venimos, quién somos y adónde vamos. Venimos de la victoria, somos los que han creado un estilo y queremos volver a la victoria. Con nueve, con nueve y medio o sin nueve. España tiene a quién parecerse. A sí misma en su mejor momento. La del final del partido contra Inglaterra.
Los ingleses dejaron su admiración por los peloteros en las taquillas. Pusieron intensidad. Ahogaron nuestro centro del campo. A la mínima pérdida abrasaban a la impúber defensa. Nos dominaban. Dónde está España nos preguntábamos viendo al equipo cansino, sin soluciones de ataque. Y España estaba allí. Surgió al final, con ese odio a la derrota que tienen los grandes.
Pero la pregunta sigue vigente. ¿Dónde está España? Está buscando su alma, sus combinaciones ágiles, su robo inminente, su aguijón certero, su felicidad en el campo. España está en el camino de volver a encontrar su talento insufrible. También ese corazón de equipo capaz de ganar al cualquiera jugando como nadie.


IL PIÙ GRANDE

Hubo un tiempo en que odiaba a los equipos italianos. Parecían a punto de perder pero al final te dejaban en la cuneta. Italia no sabe jugar, solo ganar, decían algunos puristas. Yo de todas formas siempre encontré belleza en su rocoso tactismo, sobre todo en esos últimos minutos, cuando aparecía el gol necesitado y pasaban las eliminatorias. También los odiaba cuando iban ganando. Enmarañaban para perder tiempo y así ir desaminando las ansias de abordaje del contrario. Pero cuando más los odiaba (digo la palabra en tono admirativo) era con las imposibles paradas de Buffon. Portería vacía. Gol cantado y aparece una mano o un pie o todo el cuerpo deteniendo el balón. Para tirarse de los pelos. Buffon tiene un montón de esas. Han sido tantas las veces en que sus reflejos, colocación, oportunismo o solo inmensa clase han salvado a Italia. Tantas veces lo hemos admirado y sentido que después de vencer escabrosas dificultades, de llegar a sus dominios, encontrábamos lo peor, batir a un portero que es uno de los más grandes de la historia.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: